Objeto de la Política de Paisaje

Municipio Vall Alba (Castellón)

¿Por qué es importante cuidar de nuestro paisaje?

El paisaje constituye un patrimonio común de todos los ciudadanos, y es un elemento fundamental tanto para su calidad de vida como para lograr la sostenibilidad ambiental, económica y social del territorio.

La Comunitat Valenciana cuenta con una gran riqueza paisajística, que es a la vez expresión de la biodiversidad de su territorio, legado de su historia y un recurso crucial para su desarrollo futuro. Es por ello preciso abordar el futuro de esta Comunidad incorporando el paisaje como elemento clave para la calidad de vida y la prosperidad económica: una región que cuida su paisaje se define y se muestra al exterior como un lugar atractivo para vivir, para trabajar, para invertir y para hacer turismo.

Cada vez son más los municipios que solicitan planificar su paisaje, a fin de crecer de forma sostenible, sin perder los valores de su paisaje. Sin embargo, ningún desarrollo se puede realizar sin transformar el paisaje. Éste está en continuo proceso de cambio, tanto por la acción de la naturaleza como por la actividad humana. Unas transformaciones que, en ocasiones, pueden amenazar los valores ecológicos, visuales y culturales de nuestros paisajes, y repercutir negativamente en nuestra calidad de vida o en el buen desarrollo de las actividades económicas, pero que por el contrario, debidamente encauzadas, pueden ser muy positivas.

Objeto de la Política de Paisaje de la Comunitat Valenciana

El objeto de la Política de Paisaje de la Comunitat Valenciana es preservar y potenciar la diversidad y riqueza de sus paisajes en un periodo de acelerado cambio económico y social. El paisaje refleja la forma en que las actividades humanas se adaptan al territorio. Se trata de gestionar el proceso de cambio de un modo sostenible, creando a su vez espacios que garanticen y aumenten la calidad de vida de los ciudadanos y garantizando el acceso físico y visual a un paisaje de calidad en todos los ámbitos de la actividad humana. El objetivo es por lo tanto mantener, y enriquecer, la diversidad, calidad y accesibilidad de los paisajes de la Comunitat Valenciana, potenciando y apoyando el desarrollo social y económico.

Con este fin, la legislación valenciana incorpora el concepto de paisaje tal y como se define en el Convenio Europeo del Paisaje del Consejo de Europa (Florencia, año 2000)

Paisaje es cualquier parte del territorio, tal como es percibida por las poblaciones, cuyo carácter resulta de la acción de factores naturales y/o humanos y de sus interrelaciones (Artículo 1.a CEP y artículo 3.1 del RPJECV)

La normativa valenciana:

  1. Percibe el paisaje como un recurso de todos y como un elemento fundamental para mejorar la calidad de vida y la sostenibilidad ambiental, económica y social.
  2. Integra la dimensión natural y cultural del paisaje así como su carácter dinámico.
  3. Considera la percepción del paisaje a nivel individual y social y establece los cauces para la participación de todos los agentes interesados o afectados.
  4. Extiende a todo el territorio su ámbito de aplicación, incluyendo zonas naturales, agrícolas, urbanas o periurbanas, y tanto paisajes de calidad reconocida, como paisajes cotidianos o degradados.
  5. Contempla acciones para la protección, gestión y ordenación del paisaje
  6. Considera todas las escalas de intervención, desde la planificación territorial hasta la local.
  7. Establece unos objetivos generales y define los mecanismos e instrumentos para su consecución.
  8. Promueve la cooperación interadministrativa y supramunicipal.
  9. Introduce el paisaje como criterio de planificación territorial y urbanística.

Los próximos años tienen una importancia clave para marcar de un modo definitivo el futuro territorial valenciano. Estamos a tiempo de encauzar ese futuro en la senda del desarrollo sostenible. Se percibe, además, un creciente respaldo social y una mayor concienciación política, técnica y ciudadana sobre el paisaje, y esto es la base de partida necesaria y fundamental para hacer realidad los objetivos del Convenio Europeo del Paisaje.

En este sentido, uno de los requisitos esenciales para el desarrollo exitoso de una política de paisaje es, de acuerdo con la Convención Europea, la participación ciudadana y la participación de las autoridades locales. Por tanto, trabajar con los municipios, prestándoles apoyo económico y técnico, implicarlos en las actuaciones y estudios de paisaje, y difundir la nueva cultura del territorio de la Comunitat Valenciana, promoviendo la sensibilización de la sociedad respecto al valor y la importancia del paisaje, se configuran como criterios básicos del desarrollo de esta política de paisaje.